Seis meses han transcurrido del año 2021 y en Carora, las comunidades continúan viviendo entre la putrefacción a causa de los colapsos de aguas negras.

Al menos 55 familias de la calle Monagas y Contreras suman dos años con un grave brote de aguas residuales, en esa misma situación se encuentran los habitantes del sector Ezequiel Zamora, entre otras comunidades.

A inicios de año, el Alcalde de Torres, Edgar Carrasco mencionó en la presentación del plan de inversión para el año 2021 que abordarían algunas comunidades, sin embargo en los sitios afectados esperan la solución por parte del regidor municipal.

En el caso de la calle Monagas, un personal del palacio municipal llevó un material para los trabajos, hace más debtres meses pero hasta el momento continúan a la espera.

Los brotes de aguas negras han desencadenado en Carora un problema de salud pública, generando afecciones respiratorias entre la colectividad en el punto más crítico de la pandemia de la Covid-19 en el municipio.

Cortesía Diario El Informante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *