Poco a poco China se recupera de los estragos causados por el coronavirus. En días recientes se disputó la primera competición deportiva en el gigante asiático desde que comenzó la epidemia. La doble campeona mundial de lanzamiento de peso Gong Lijiao consiguió la mejor marca mundial del año al dejar huella del implemento 19,70 metros en una reunión de lanzamientos en pista cubierta celebrada en Pekín.

Aunque la cita fue a puerta cerrada, esta reunión supone la reanudación del atletismo en China, que el 29 de enero tuvo que cancelar todas sus actividades, por la pandemia de coronavirus que se inició en ese país.

Gong Lijiao, según informó World Athletics (antigua IAAF), hizo su primera competición del año en un mitin organizado por la Universidad de Pekín. La marca de 19,70 es la tercera mejor de Gong bajo techo, después de los 19,93 que logró en 2011 en Chengdu y los 19,99 de 2013 en Pekín.