Con una producción que ronda los 97 mil barriles de petróleo por día (el equivalente a 6.402.000 litros de gasolina), Pdvsa hace un inútil esfuerzo por cubrir la demanda de combustible en el país, pero la realidad es que el 40% de la producción, es decir 3.841.200 litros, se quedan en Caracas, mientras que el resto (167.008 litros) es distribuido entre los 23 estados.

Este déficit de combustible para cubrir la demanda nacional que se ubica en un 60%, ha hecho que las colas para surtir  combustible se hayan triplicado en el interior del país y que incluso en la capital ya se dejen ver también aunque fluyen un poco más rápido.

Rafael Quiroz, economista petrolero, explica que esta situación es una clara demostración de la ineficiencia en la industria petrolera que ha tenido la administración de Nicolás Maduro.

Se deja además deja al descubierto la improvisación en el manejo de Pdvsa por funcionarios como el actual ministro de Petróleo del chavismo, Tareck El Aissami, quien prometió acabar con las colas a finales de junio pues, según aseguró, la empresa estatal produciría la gasolina que el país requiere.

La Prensa Lara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *