Aunque el alcalde Édgar Carrasco, aseguró durante la presentación de su Informe de Gestión 2020, que se recuperarán camiones compactadores de basura dentro de los 200 proyectos anunciados para el año corriente, para los caroreños tales declaraciones no son más que “cuentos de camino”, pues, los afectados afirman que ya no encuentran qué hacer con tanta basura dentro de sus hogares.

En las fotografías que llegan a nuestra sala de redacción, se puede apreciar como la basura se apodera de las aceras de las viviendas caroreñas. La deficiencia en el servicio de aseo urbano se hace más notable, obligando a las personas a sacar los desperdicios a los espacios públicos, lo que a su vez acarrea otra problemática, la obstaculización del paso peatonal en las aceras y calles.

En la calle Lara, entre Monagas y Guzmán Blanco, los habitantes han optado por adornar sus ventanas con bolsas llenas de basura, razón por la cual hacen el llamado al Instituto Municipal de Aseo Urbano de Torres (IMAUTO), ya que aseguran tener semanas sin ver pasar una unidad por este sector.

 

Raymar Falcón.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *