El «Monstruo de Turén» usó su fuerza para golpear a sus víctimas hasta noquearlas, las estranguló con un bejuco y luego abusó de ellas, dejándolas en zonas boscosas y a una de ellas la dejó completamente desnuda. El presunto asesino siempre estuvo allí, en el caserío La Misión de Turén, estado Portuguesa, mismo sector donde las jovencitas fueron raptadas, asesinadas y que la comunidad salió a protesta para exigir justicia.

El sábado fue detenido Nelson Antonio Torrealba Saavedra, de 38 años, apodado el «Monstruo de Turén», acusado de ser el presunto autor de los asesinatos de una adolescente de 17 años y Eduarlys Carolina Falcón Torrealba, de 20 años, hechos registraron en el caserío La Misión en Turén, entre el domingo y lunes de la semana pasada.

La belleza de las dos jóvenes se notaba en sus fotografías, las dos eran delgadas, de piel clara y con larga cabellera. Eran sonrientes y siempre atentas con sus familias y amistades, según contaron residentes del municipio. Aunque ambas eran de La Misión no se conocían, pero su destino fue trágico y tuvieron un mismo homicida.

El domingo 21 de febrero, la adolescente de 17 años salió de su casa con destino a un culto cristiano, pero nunca llegó, los familiares no supieron nada de ella y aunque la llamaron no contestó su celular. La buscaron en varios sectores y no la encontraron.

No fue sino hasta el lunes al mediodía, más de 24 horas después de su desaparición, que la familia halló su cuerpo en un terreno baldío del caserío, sector Punta Brava, estaba estrangulada y con signos de violencia.

El mismo día que hallaron el cuerpo de la menor, desapareció Eduarlys. La muchacha salió de su casa a bordo de su bicicleta porque iría al gimnasio, pero ella tampoco llegó y en la tarde la familia denunció ante el Cicpc su desaparición.

El caso de desaparición era muy parecido al de la jovencita, así que los funcionarios rastrearon toda la zona pero no dieron con ella. Al siguiente día, el martes, localizaron el cadáver de Eduarlys a orillas del río Las Marías, la muchacha de larga cabellera estaba desnuda y golpeada en varias partes de su cuerpo, además fue estrangulada, según fuentes policiales el homicida usó el bejuco, igual como lo hizo con la adolescente.

No solo Portuguesa se conmocionó por el atroz crimen sino toda Venezuela, autoridades de seguridad y Ministerio Público se pronunciaron de inmediato y enviaron a un equipo hasta el estado para que dieran con el responsable.

Funcionarios del Cicpc retornaron nuevamente a las escenas de los hechos para hacer otras experticias, pero no tenían suficientes elementos para dar con el «Monstruo de Turén».

Tras cuatro días de los crímenes, el «Monstruo de Turén» no aguantó y presuntamente le confesó a su esposa que había cometido algo muy grave y que Dios no lo iba a perdonar, su pareja sospechó que se trataba de las muertes de las muchachas porque durante esos días él había actuado de manera extraña y tras preguntarle este habría dicho que era el responsable.

No fue sino hasta el sábado en la madrugada que la esposa de Nelson confesó que él habría asesinado y abusado sexualmente de las dos muchachas y que se encontraba desaparecido desde hace dos días.

Funcionarios del Cicpc se fueron nuevamente al río Las Marías, porque la esposa presumía que él estaba escondiéndose allí.

Tras varias horas de búsqueda, lograron ubicar a Nelsón cerca del río Las Marías, mismo sitio en donde habría asesinado a Eduarlys.

LA PRENSA DE LARA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *