¿Se propaga más fácilmente? ¿La gente se enferma más? ¿Significa que los tratamientos y vacunas no funcionarán? Las preguntas se multiplican tan rápido como las nuevas cepas del coronavirus, principalmente la que ahora se propaga en Inglaterra. Los científicos dicen que hay motivo para preocuparse, pero que las nuevas cepas no deben causar alarma.

“No hay evidencia de que aumente la severidad” del COVID-19 por la última cepa, aseveró el lunes el director de emergencias de la OMS, el doctor Michael Ryan.

“No queremos reaccionar con exageración”, declaró a CNN el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci.

La preocupación ha estado aumentando desde el sábado, cuando el primer ministro de Gran Bretaña dijo que una nueva cepa del coronavirus parecía propagarse más fácilmente que las previas y se extendía rápidamente por Inglaterra. Decenas de países prohibieron vuelos provenientes del Reino Unido, y el sur de Inglaterra fue puesto bajo estrictas medidas de confinamiento.

Cortesía The Associated Press

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *