Son 26 los cuerpos encontrados del naufragio de Güiria que han sido hallados hasta la mañana del miércoles 16 de diciembre, cuando fue autorizado el zarpe de cuatro botes de pescadores para agilizar la búsqueda de más cuerpos en alta mar.

La información fue confirmada por habitantes de esta población, ubicada en el oriente venezolano, a la Alianza Rebelde Investiga. La Gobernación del estado Sucre dio el permiso de zarpe a los pescadores y la Guardia Nacional les suministró gasolina luego de 21 días esperándola. Ahora, los familiares exigen que se realice un sobrevuelo en las costas y que se utilicen drones.

La búsqueda de cuerpos comenzó el pasado 12 de diciembre tras el hallazgo de un cuerpo en el sector La Ceiba a las 4:10 de la tarde y la posterior localización de 10 víctimas más. De acuerdo con datos oficiales y el registro de familiares, las demás víctimas fueron halladas en este orden: 8, el 13 de diciembre; 2, el 14 de diciembre; 3, el 15 y 2 este miércoles.

Antonio Martínez es uno de los fallecidos que recién fue identificado. Era hijo de Luis Alí Martínez, el propietario de la embarcación Mi Recuerdo que fue detenido en Güiria el pasado 14 de diciembre por su presunta vinculación con la desaparición del grupo de viajeros, según informó ese día Tareck William Saab, fiscal superior designado por la Asamblea Nacional Constituyente.

Martínez viajaba junto a Inés María Subero González, Diego Andrés Martínez Brazón, Luis Antonio Martínez Subero, Neison Martínez y Dariangeles Antonella Martínez, quienes también eran familiares del detenido. De ese grupo, solo han aparecido los cuerpos de Inés María Subero González y Dariangeles Antonella Martínez, según el listado oficial de fallecidos.

Los otros dos cuerpos localizados no están identificados y ahora son cinco de los que no se tiene ni siquiera un nombre; los otros tres fueron reportados la mañana de este 15 de diciembre por habitantes de Güiria. Entre ellos hay dos que están mutilados y desfigurados.

Por la cantidad de cuerpos que han sido localizados, los habitantes de Güiria temen que sean al menos 40 las personas desaparecidas en alta mar luego de partir el pasado 6 de diciembre desde El Rincón hasta Trinidad y Tobago, donde el ministro de Seguridad Nacional, Stuart Young, dijo que la información que manejaban sobre ese caso era que correspondía a “un incidente relacionado con la trata de personas”.

Sin embargo, tanto los familiares de las víctimas como el gobernador de Sucre, Edwin Rojas, descartaron esta versión. La versión de Rojas es que el grupo de personas partió desde el municipio Valdez para reencontrarse con sus seres queridos en Trinidad y Tobago por tratarse de la época navideña.

Este 16 de diciembre, en el muelle de Güiria se mantiene un centenar de personas esperando que la Guardia Costera o los pescadores autorizados para el zarpe en alta mar traigan más cuerpos. Algunos familiares mantienen la esperanza de que alguna de las personas que no han aparecido esté vivas.

Cortesía RunRun

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *