Hace aproximadamente dos semanas tiene la plaza Cecilio Zubillaga de Carora llena de basura. El fétido olor que emanan  los desechos sin recolectar llama a los perros callejeros a hasta el sitio a esparcir los mismos.

Es importante mencionar, que aunque las personas continúan denunciando el abandono en el que se encuentra este espacio, ubicado en el centro de la ciudad, el Gobierno local no ha dado respuestas a la recolección.

En declaraciones al pueblo caroreño, el alcalde Édgar Carrasco, a través de su programa radial este viernes, reiteró que se encuentran trabajando en cuanto a esta temática. Aseguró que «se está cerrando el ciclo, atendiendo al día a todas las comunidades». No obstante, la realidad en las plazas, calles y avenidas de Carora es otra.

Texto y fotos: Raymar Falcón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *