El Ministerio de Finanzas francés informó el miércoles que envió avisos a las grandes empresas de tecnología sujetas a su impuesto a los servicios digitales para que paguen el gravamen según lo planeado en diciembre.

Francia suspendió a principios de año la recaudación del impuesto, que afectará a empresas como Facebook y Amazon, mientras se negociaba en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OSCE) una revisión de las normas fiscales internacionales.

El Ministerio de Finanzas lleva tiempo diciendo que cobraría el impuesto en diciembre, tal y como estaba previsto, si las conversaciones resultaban infructuosas para entonces, que es lo que sucedió cuando los casi 140 países involucrados acordaron el mes pasado seguir negociando hasta mediados de 2021.

“Las empresas sujetas al impuesto han recibido su aviso para pagar la cuota de 2020”, dijo un funcionario ministerial.

Francia aplicó el año pasado un gravamen del 3% sobre los ingresos por servicios digitales obtenidos en Francia por empresas con ingresos de más de 25 millones de euros en su territorio y 750 millones de euros a nivel mundial.

El ministerio esperaba recaudar unos 500 millones de euros este año con el impuesto, pero el proyecto de ley de presupuesto de 2021 sitúa la cifra en 400 millones.

La postura de Facebook es “garantizar el cumplimiento de todas las leyes fiscales en las jurisdicciones donde operamos”. Otras empresas de tecnología han hecho declaraciones similares.

París ha dicho que retirará el impuesto tan pronto como se alcance un acuerdo de la OCDE para actualizar las reglas sobre impuestos transfronterizos en la era del comercio en línea, donde las grandes empresas de internet pueden registrar ganancias en países con impuestos bajos independientemente de dónde se encuentren sus clientes.

Cortesía Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *