Aunque hace aproximadamente una semana, los vecinos de la parte baja de Carora, se mostraban preocupados por el aumento del Río Morere y la quebrada Carora, debido a las fuertes precipitaciones que se presentaron durante las últimas dos semanas en el municipio Torres, hoy comentan que sienten un alivio al ver que las aguas están bajando.

Tal es el caso de los vecinos de la urbanización Barrio Nuevo, quienes afirman sentir “tranquilidad” al ver que las aguas de la quebrada Carora están disminuyendo con el pasar de los días.

Afirman que esto se debe a que las lluvias han parado un poco. Sin embargo, aseguran estar alertas, ya que hace algunos días ésta mantenían sus patios completamente anegados.

Texto: Raymar Falcón

Foto: José R. Montero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *