A propósito de celebrarse ayer el Día Mundial de la Lucha Contra El Cáncer de Mama, Masiel Sáez, especialista en diagnóstico por imágenes, comentó que en Venezuela se hace un diagnostico tardío en el cáncer de mama por diferentes razones. “Una de ellas es porque hay equipos de diagnósticos que no están funcionando en el sector público”.

Aseguró que la situación en el sector privado no es diferente, ya que han disminuido su existencia. “También por la elevación de los costos de los mismos que se hacen inaccesibles a toda la población,  tanto el mamográfico como el ecográfico. Sumado a ello, los estudios de biopsia que no se comparan a los costos de los años anteriores”.

La especialista aseguró que si el cáncer mamario es diagnosticado a tiempo puede ser curable, “y se puede alargar y ofrecer una mejor calidad de vida al paciente, ya sea mujer u hombre”. Además, indicó que no maneja cifras estadísticas de la enfermedad en la ciudad de Carora. “Sin embargo, en mi consultorio he diagnosticado lesiones altamente sospechosas de malignidad, a las cuales se les ha tomado biopsias y han arrojado cáncer de mama”, dijo.

En cuanto a la edad para evaluar las mamas, afirmó que aunque se cree que el tiempo para realizar dichos estudios es a partir de los 35 años, “hay lesiones que aparecen antes”,  por lo que sugiere acudir inmediatamente al médico si observa signos de alarma como asimetría mamaria, cambios de coloración, hundimiento o bulto, retracción del pezón o secreción en los mismos, ganglios axilares y paraesternales, entre otros. “Toda mujer con antecedentes de cáncer de mama en familiares directos  como la madre, abuela o hija debe estar atenta”.

Sáez manifestó que la mamografía es un estudio radiológico en el que se visualizan microcalficaciones, “principalmente en mamas densas que no se pueden ver en las ecografías”. Por otro lado, expresó que existen lesiones que se pueden detectar con este estudio, “no obstante, no podemos afirmar si es quiste o una lesión sólida hasta realizar una eco mamario. Ambos se complementan”.

Por último invito a todas las mujeres practicarse el autoexamen para detectar cualquier anomalía. “Las mujeres que ya sean púber deben practicarse el autoexamen. Las que menstrúan deben realizárselo una vez al mes, 5 u 8 días después de la menstruación.  Asimismo, las que no ven período, deben escoger un día para hacérselo. Las invito a tocarse, esto no toma más de 10 o 15 minutos. En las redes sociales existen vídeos académicos e ilustrativos que nos enseñan a hacerlo”, finalizó Sáez.

Texto: Raymar Falcón

Fotos: Cortesía 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *