Los malos olores que emanan las cloacas en la calle Torres se intensifican con el pasar de los días, y es que a raíz de las acaecidas lluvias la situación ha empeorado. Habitantes de este céntrico sector en la parte baja de Carora claman por una respuesta urgente por parte de las autoridades locales.

Es importante mencionar, que dicho hedor puede producir desde vómitos y diarreas, hasta complicaciones respiratorias y alteraciones psicológicas que llegan a ser perjudiciales a la salud.

El miedo de los citadinos a enfermarse por respirar y vivir con las aguas servidas dentro de sus hogares y en los patios de sus solares es mayor al ver que nadie los escucha. Yasmira Ocanto afirmó que muchas familias han tenido que emigrar a otros sectores de la ciudad para no enfermarse por la contaminación.

“Queremos que nos den una solución como lo hicieron en la calle Contreras, no queremos paños de agua tibia, queremos una respuesta urgente porque las cloacas nos están sacando de nuestras casas”, aseguró.

Expresó que parásitos, lombrices, moscas y zancudos salen de las aguas putrefactas, por los que temen contraer algún tipo de infección. Asimismo, dijo que se les hace imposible llevarse la comida a la boca, pues todo el sector está inundado de estas.

La afectada hizo nuevamente el llamado a las autoridades locales y regionales a apersonarse a la zona. “El llamado es para que nos ayuden, ya no aguantamos vivir en esta situación”, finalizó.

Cloacas en Campanero

Otro sector de Carora que no escapa de esta triste realidad es Campanero. Los moradores aseveran que viven en condiciones infrahumanas y aunque han acudido a la Alcaldía e Hidrolara en reiteradas oportunidades, hasta hoy no han obtenido respuestas satisfactorias a tal problemática.

Texto: Raymar Falcón

Fotos: JRM / RF

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *