Según La Vanguardia, el presidente podría pronunciarse en una reunión de la junta el lunes 12 o martes 13 de octubre

Según informa La Vanguardia, Josep Maria Bartomeu medita presentar su dimisión como presidente del FC Barcelona en el caso de que se alcancen las 16.520 firmas necesarias para que los socios sean convocados a las urnas para el voto de censura. De acuerdo con esta información, el máximo mandatario no esconde dicha posibilidad, que, en caso de hacerse efectiva, sería en una reunión de la junta directiva prevista para el lunes 12 o martes 13 de octubre. El viernes 9 es el plazo máximo que tiene la Mesa del Voto de Censura para validar las firmas aunque al ritmo actual se podría llegar antes. Un total de 7.000 papeletas ya han sido aprobadas de 8.495 tramitadas con 1.117 en proceso de verificación y quedan aún 12.192 por verificar.

Llegado el caso de que Bartomeu dimitiera, automáticamente tomaría el mando del club una Junta Gestora encabezada por el presidente de la Comisión Económica, Carles Tusquets, que tendría entre 40 y 90 días de plazo para fijar una nueva fecha de elecciones, que el club ya anunció que serían el fin de semana del 20 y 21 de marzo. Durante el tiempo en que estuviera la Gestora no se podrían tomar decisiones más allá del ámbito administrativo, es decir, no se podría fichar si no hubiera nuevo presidente en el mercado de enero.

 

En la junta hay debate sobre la conveniencia o no de continuar con tal oposición, que podría crecer en las urnas haciendo de Bartomeu el primer presidente de la historia en perder el cargo por un voto de censura tras salvarlo Josep Lluís Núñez en 1998 (65% de votos a favor) y Joan Laporta en 2008 (60,6% de votos en contra pero sin llegar a los dos tercios necesarios). Sin embargo, el presidente actual considera, según La Vanguardia, que la reacción contraria a su gestión ha sido mayor de la esperada incluso en un contexto de pandemia y sin partidos para recoger firmas.

Además, en la junta se considera que se podría evitar convocar dos veces a los socios a las urnas ante las dificultades por los protocolos sanitarios en el plazo de solo unos meses y además por el coste económico (entre medio millón y un millón de euros por la logística de carpas y personal).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *